miércoles, 7 de diciembre de 2011

Resumen eddas

Los Eddas comentarios, introducción (segunda parte)

Escribe Javier R. Cinacchi esto es una continuación de: Introducción a los Eddas.

Hasta aquí me he basado en los Eddas; Ahora algunos comentarios, de los cuales para hacerlos me baso en un excelente libro, realizado a partir de las clases de literatura dadas por el profesor Borges, sí Joge Luis Borges. Recomiendo su compra: Borges Profesor, curso de literatura inglesa en la universidad de Buenos Aires, edición, investigación y notas: Martín Arias y Martín Hadis; editorial Emecé. Luego, vuelvo para finalizar a los Eddas.

En el punto más alejado de Europa, Islandia, se conserva la mitología escandinava, en los Eddas. Luego, el estudioso Borges narra que por ejemplo en la mitología escandinava se adora a las valquirias, divinidades guerreras, que vuelan y llevan el alma de los guerreros fallecidos al paraíso. En el siglo IX, en Inglaterra comenta: “una  vieja fue acusada de ser una valquiria”; y que por el cristianismo estas mujeres guerreras en caballos voladores, son transformadas en las brujas.

Luego del primer reinado germánico de Inglaterra, por Hengest. Se forman pequeños reinos, un siglo después se convierten al cristianismo. La conversión de los germanos se va dando en un lento proceso, tal es así que “Cuenta Beda el Venerable de un rey que tenía dos altares: uno dedicado a Cristo y otro para los demonios” En este caso demonios son las divinidades de la mitología escandinava, desde el punto de vista de Beda y la cultura cristiana; y muestra un punt de transición de costumbres culturales religiosas. Y ahora el tema al cual quería llegar, y por ello todo este texto basado en el libro mencionado de las cátedras de Borges: Los reyes germanos decían descender de los dioses, los sacerdotes cristianos (católicos) para no contradecir ni a los reyes ni a la Biblia, juntaron a los dioses con los patriarcas hebreos en la genealogía. Borges comentaba en sus clases: “Así que, por ejemplo, el bisabuelo es Odin, el cual es nieto de algún patriarca.” y al final se remontaban a Adan. De no ser así les era casi imposible llegar a tales reyes con el cristianismo.

Entonces no es de extrañar desde mi perspectiva que el Edda de Sturleson, la ampliación (de la cual son los textos anteriormente citados), comienza hablando de en sus comienzos de Adan y Eva en el prólogo...

“1. En el principio, creó la omnipotencia de Dios el cielo, la tierra, y cuanto en ellos se contiene. Dios hizo en seguida dos criaturas humanas: Adan y Eva. Todas las razas descienden de ellos. (...) ”

Mientras que la obra de los poetas antiguos que hablé en un principio (y no cité ningún párrafo hasta ahora), comienza así (traducido al español, aún algunos le dicen “Edda de Saemund”):

“1. ¡Atención, hijos de Heimdal! Santas inteligencias superiores e inferiores. ¿Quieres que cuente los prodigios obrados por el Padre de los mundos? Yo aprendí tempranamente el antiguo canto sobre los hombres.
2. Yo recuerdo los gigantes, nacidos en el alba de los siglos; aquellos gigantes que me enseñaron en otro tiempo la sabiduría. Yo me acuerdo de nueve mundos, de nueve cielos; yo vi, mucho antes, brillar inerte la materia primera.
3. La mañana era del tiempo cuando Ymer se puso a edificar. No había entonces arena, ni mar, ni frescas ondas. No existía la tierra, ni el alto cielo: no había césped, sino solo el abismo de Ginnung.
4. Hasta que la bóveda celeste fue levantada por los hijos de Boer, aquellos magníficos creadores de Midgord, el sol no esparcía sus rayos mas que sobre montañas heladas; pero desde entonces brotaron verdes plantas en el suelo.
5. El sol, este amigo de la luna, tendió vivamente su mano derecha al sud, sobre los caballos del cielo. El no sabia dónde estaban sus moradas; las estrellas no sabían dónde fijarse; la luna ignoraba el poder de que fuera dotada.
6. Entonces todas las Potestades, los dioses santos se dirigieron a sus tronos para entrar en deliberación. Dieron nombres a la Noche y a sus hijos. La Mañana, el Mediodía y la Tarde fueron encargados de contar los años.”(…)
(Los Eddas traducción D. A de los Ríos, impreso en 1856)

Comentarios del principio del poema para ayudar a comprender: En el punto 1, el poeta está invitando a escuchar los cantos que aprendió de los antepasados, invita a todos a oírlos. También hay una cierta expresión de gloria (lo cual se usaba) “Yo aprendí tempranamente”, “Yo recuerdo los gigantes” etc. en poesía escandinava tómese como la presentación, llena de fuerza y no carente de ésta lo cual no sería tan bien visto. En el número nueve, expresaban, creían; están la totalidad de los números, entonces se podría interpretar “yo recuerdo los nueve mundos ...” como diciendo el poeta: “recuerdo todas las historias”. “La mañana era del tiempo”, significa en el principio del tiempo. Ymer, es de quien descendieron los gigantes, que vienen siendo los fuertes antepasados sajones; imagínese al poeta diciéndodo: “!ustedes que me escuchan, descendientes de los gigantes¡”. Luego por ejemplo en 5 está explicando que era una ignorancia en la cual las cosas estaban pero sin conocerse, sin existir; hasta que los dioses las nombran, en el 6. Obviamente que esto es alusiones a relatos y poesías de religión muy antigua; los números son simplemente números, expresan cantidades; las valkyrias y demás eran parte de su mitología, etc. no estoy diciendo que existan, o recomendando tales cosas, por favor no se me mal interprete. Comentó J.R.C.

http://leercadadiaalgo.blogspot.com/