viernes, 13 de abril de 2012

Guaranies

Los Guaraníes (*)

En esta lectura cultural corta, se menciona un poco de los Guaraníes, llegaron a ser una gran nación entre los pueblos originarios, y de una forma especial.

Hace unos milenios de años, los guaraníes, habitantes de una tradición selvática que se desplazaron en distintas direcciones de Sudamérica, cubrieron gran parte del Brasil, y descendieron hasta el sur, y hasta los deltas del Uruguay y Paraná en la confluencia con el Plata. Y hacia el oeste con Bolivia y con Salta (Argentina). Aquella comunidad que tenía un mismo idioma, conocido como el guaraní, avanzaba en distintos frentes inspirados por los valientes. Un principio de esta gran nación guaraní fue y es igualdad y solidaridad.
Sobreviven en la Argentina alrededor de 5000 habitantes, distribuidos entre Misiones y alrededor de Posadas.

Un antiguo mito o leyenda cuenta o asegura que los hermanos Tupi y Guaraní llegaron a la selva brasilera procedente de la región misteriosa del otro lado del mar, allí instalaron su aldea con sus casas comunales y sembraron las tierras con maíz, porotos, calabazas, y otras semillas. Vivieron en paz hasta que las peleas entre los compañeros hicieron difícil la convivencia entre los hermanos. Entonces el mayor Tupi se fue hacia el norte y Guaraní hacia Guayra, dispersándose por el sur de Brasil, Paraguay, Argentina. En la cultura tupi-guaraní todas las manifestaciones míticas, sean de héroes culturales o de relatos de variadas circunstancia se complementa y parten de un mismo dinamismo.
Mas allá de los detalles y de la realidad que viven, resulta apasionante dilucidar de una cultura que la define como legitima frente a las demás.

Los tupi-guaraní tenían y tienen sus propios mitos, sus propias explicaciones de la realidad que concebían y conciben hoy en día, como una unidad en que se van manifestando realidades en distintos tiempos. Vivían y viven sus mitos explicados de un cosmos y héroes mitológicos que se transformaban, de hechos, en modelos y espejos de una forma de ser o identidad. Tuvieron y tienen sus códigos de convivencia exitosos por miles de años. Hasta que llego la soberanía, la filosofía y antropológica de los occidentales, incluyendo sus instituciones religiosas, que pasaron a ser los ideologos de la invasión junto al feudalismo y capitalismo que lo único que les interesa son los recursos, la tierra y disponer de mano cautiva.

Una de la filosofía de vida de los guaraníes son no-propiedad privada y la solidaridad en la igualdad.

Organización social política: Los guaraníes consideran que toda guerra “es contra el estado”. La red que identifica a la nación no se debe tanto a la estructura política cuanto a la mitología, idioma, solidaridad y respeto a la naturaleza a la que el hombre pertenece y no a la inversa. Por eso cuando
cazan, pescan o recolectan, piden permiso al “dueño”, respectivo de cada especie. Dentro de un sistema social que los pone en igualdad.
En términos generales se puede decir, que los tupi-guaraní constituyen una gran nación cimentada, sobre bases culturales, y no estrictamente en una cultura política que requiera la autoridad de un jefe máximo, con relación a todos sus caciques, ni supongan a instituciones intermedias y diferentes estratos sociales.

Antiguamente era característica en las aldeas guaraníes “la casa grande”. Una plaza cuadrangular era rodeada por varias de estas enormes casas, suficientemente espaciosa para albergar decenas de personas. La bóveda cubierta de hiervas, de hojas de palma o de corteza, albergaba una familia grande, comunidad de producción, de consumo o de vida espiritual y política.
Hileras de maderos separaban las habitaciones, de las familias individuales.

Para finalizar podemos decir, que la extensa sociedad guaraní, estaba constituida por cientos de aldeas, o comunidades muy unidas al interior de si misma y entre si, pero sin un poder central que los nucleara. Cada una cimentada en un mismo idioma, una misma mitología, en el respeto tanto por las aldeas agrupadas al cacique como de los individuos, en la igualdad de sus miembros y en la solidaridad, y respeto al uso de los recursos.

(*) Escribe S.V.C para http://leercadadiaalgo.blogspot.com.ar/ basado principalmente en el libro Aborígenes de la Argentina LOS GUARANIES; Autor : Juan José Rossi. Editorial Galerna

jueves, 12 de abril de 2012

Pensamiento sociologico

Pensamiento sociológico (*)


La lectura cultural del día se trata del pensamiento sociológico, de la sociedad y sus influencias; como así también de tres formas de pensamiento social: La crítica social, la filosofía social, y la ciencia social. Todo dentro del pensamiento sociológico.

(*) Escribe V.S.C para http://leercadadiaalgo.blogspot.com.ar/ utilizando como fuente principal el trabajo-apunte del prof. Roberto Gonzáles Gentile.

Sociología: En la vida cotidiana tanto animal como humana, existen formas de comunicación y de organización.
Son los miembros, grupo o comunidad; quienes en su interacción construyen las formas que vuelven a sus autores (personas), como pautas o normas regulables de las relaciones individuales. Por ejemplo, todos en la sociedad vivimos regulados por las instituciones, el estado, y la cotidianidad, un ejemplo de ello es un profesor universitario: no puede ir a su clase en short o hablar en forma incorrecta.
Estas formas no son pensamientos, sino que se manifiestan al observador convirtiéndose en mecanismos instintivos, hábitos y costumbres.

El análisis sociológico, en cambio reduce a esquemas de acción colectiva, que pautados al devenir de la vida social, se hacen notar en tradiciones e instituciones.
Son en las comunidades humanas, que estos mecanismos adquieren sentido ya que los mismos se transforman en motivaciones y significados através de las tradiciones, mitos o leyendas.
Y se van pasando de generación de generación, convirtiéndose en un modo simbólico, un conjunto de ideas y experiencias que por los procesos mentales de los individuos, llamamos pensamiento social.
Las expresiones concretas (instituciones, acciones, cosas), producen en las conciencias individuales la distinción entre individual y social, llamada también socialización.
Sin esta distinción; la familia, el estado, la escuela, no pueden ser eficaces en la comunicación y organización de una comunidad.

En el transcurso del tiempo las sociedades se fueron desarrollando un segundo nivel de pensamiento: la reflexión sobre el pensamiento y la vida colectiva, ésta se hace efectiva en tres modos básicos: crítica social, filosofía social, y ciencia social. Cada uno de estos tiene un modelo de razonamiento u ordenamiento para demostrar que una afirmación es verdadera.

La crítica social:
Modelo o razonamiento por oposiciones o contrarios fundados en conceptos discotomicos (bueno / malo). Es fácil comprender que lo preponderante en la crítica social sea lo teatral, donde el universo o la sociedad es el escenario de continuas luchas entre los opuestos básicos. Un ejemplo ejemplar es el de la Biblia, donde los libros de los profetas expresan bien esa tensión dramática entre el pueblo de Dios y Dios, donde ellos representan la voz en el escenario del mundo, en este sentido la Biblia representa el primer libro de crítica social en el mundo.

La filosofía social:
La manera filosófica de razonar, se distingue por el papel que juega la especulación tanto al inicio como al final de ésta. Para describirlo en forma clara, está en la pregunta o razonamiento. En la pregunta que se hace a si mismo sobre el objeto a estudiar. Un mecanismo argumental sigue siendo la especulación que parte de una pregunta sobre supuestos. En conclusión el razonamiento filosófico tiene valor orientativo de la acción social, pero no dice nada de lo que ella debe ser o es. Su valor cognitivo, es completamente nulo, por más que esté fundamentado en hechos concretos; tampoco necesita de la existencia real de fenómenos sociales, para ser comprobada, pues su legitimidad en la coherencia del sistema de pensamiento está dentro del cual se ubican. Es decir,  tienen una existencia teórica pero no necesariamente real. Y la coherencia lógica de un concepto no implica su existencia fuera de la teoría.

La ciencia social:
Se basa en una lógica argumental, que parte de los principios de contradicción, identidad y terceros excluidos. Y donde las reglas y las leyes siguen las de todos pensamientos abstracto y racional para este conocimiento; se elaboran conceptos que son síntesis de los fenómenos sociales. Este conjunto de leyes y conceptos, se organizan y constituyen una teoría en un conjunto de mecanismos metodológicos, para confirmar la existencia de los fenómenos independientes de la teoría; que luego analiza e interpreta en conceptos.
En resumen, ciencia sociales, son capaces de producir un conocimiento objetivo calificable.
Se pregunta el conocimiento, la transformación de esos fenómenos sociales a conocer por un método, leyes, conceptos y teoría. Establecer un conocimiento científico que sirva para comprender un fenómeno, hipótesis de trabajo, racional y objetiva. La característica de la teoría social es adaptarse al cambio social.