viernes, 3 de septiembre de 2010

Diferenciar y apreciar el arte barroco

Diferenciar y apreciar el arte barroco

Escribe Javier R. Cinacchi
El arte barroco abarca principalmente desde 1600 hasta 1750. Aunque alguien en la actualidad pueda hacer alguna obra barroca, fue en ese periodo en el que se impuso, marcando una diferencia con el anterior. Creo que no estaría errado decir que entre 1600 y 1750 la moda era: El barroco.

El barroco es muy teatral, hay intensidad dramática, amplia movimiento, y distintas inclinaciones desde el culteranismo hasta la satírica, incluyendo distintas exageraciones, pero estas sin llegar a ser en extremo exageradas.

El arte barroco se da en distintos ámbitos, pintura, literatura, musica, e influye en lo social en general; y lo político no queda exento de las influencias del barroco.

Para apreciar el Arte Barroco hay que tener en cuenta que es una revolución, ya comenzada con el estilo Manierismo (aprox. desde 1530 a 1600) en el cual se revela de lo clásico (que no es sinónimo de no expresar sentimientos). Puede haber belleza incluso fuera de un cuerpo perfecto, e incluso con el barroco en la manifestación de un sentimiento tal como el sufrimiento, más allá de que no sea bello sentirlo; pensamientos, movimientos, y otras manifestaciones. En otras palabras, se dice en este arte: estamos vivos.

Las formas suelen ser redondeadas, y se las recarga de adornos y detalles. O bien hay un juego de claros-oscuros tales que se tiende a dar la impresión de que la obra en pintura tiende a salir del cuadro, o el espectador “sumergirse” en este, sí hasta incluso una sensación de tridimensional. Pero hay que aclarar que cada maestro, aun dentro del barroco, poseía su marcado estilo artístico. Continuemos hablando del barroco en general.

Por ejemplo un artista puede volcar los detalles de tal forma que en la cara de una mujer, ésta lo que más expresa es su postura reflexiva. Entonces puedes contemplar la obra de arte como cualquier otra, pero lo más interesante es tal actitud, y como pequeños detalles manifiestan en la obra un movimiento, en este caso lo reflexivo. Asimismo es una rebeldía, la mujer no está aceptando lo que le imponen ciegamente, piensa. Detalles como estos suelen tener este tipo de obras de arte. No obstante también se pueden expresar otras actitudes, por ejemplo el erotismo, o la mujer que en medio de dos, manifiesta amor hacia uno y hacia el otro no, o no tanto. Son ejemplos y detalles para acaparar en el barroco, que si no se los tiene en cuenta se pierde su apreciación de una importante característica principal.

En literatura puede presentarse con gran uso de adornos como ser metáforas y alegorías; está bastante cerca del romanticismo. Pero el romanticismo se centra en exaltar aún más a los sentimientos, incluso por sobre la razón. En la época del barroco, digamos que no se estaba entre sentimientos y razón con algún predomino de uno u otro, sino en el teatro de la vida.

El arte se acerca más a las personas, a cada individuo. Se manifiestan también fantasías; y se va más allá de lo establecido como real por las clases dominantes. Podría decirse que es más libre que antes.

Leer algo cada día en  http://leercadadiaalgo.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario