viernes, 8 de octubre de 2010

El cosmos y la tierra

El cosmos y la tierra

Conozcamos un poco la Tierra y el universo, en esta lectura del día de hoy de cultura general sobre el cosmos.
"El universo  significa “dirigido hacia” y comprende todo lo que existe, es una palabra muy amplia y se la podría aplicar de distintas formas. Una utilización del término muy frecuente es para hacer alusión al cosmos (que podría traducirse como orden u ornamentos), me refiero a las galaxias, planetas, soles, y todo lo referente al -cómo define RAE- “El espacio exterior a la Tierra”.

El planeta Tierra es uno más entre muchos astros en el cosmos. No se llegan a poder apreciar los límites del universo, tan es así que se supone que está en continua expansión. Desde la perspectiva del humano, se puede decir que el universo es infinito, ya que no se le conoce límite alguno.

Cuando se observa las estrellas, suponiendo estamos sin ninguna obstrucción visual en el sentido de algo como ser un edificio, o montaña, se alcanza a ver lo que se denomina la mitad de la bóveda celeste. Como es todo tan inmenso podemos imaginarnos, al menos desde nuestra perspectiva que estamos en el centro, entonces vemos la mitad. Por consiguiente desde distintas partes del planeta Tierra, se observará la bóveda celeste de distinta forma, una mitad.

Dos términos que muy probablemente ha escuchado mencionar: cenit y nadir; el cenit, se toma como el punto de la esfera celeste que se encuentra por sobre la cabeza del observador, el nadir se le dice al que quedaría, desde el punto del observador en los pies. Si el observador gira su cabeza vería la mitad de la esfera celeste del cenit, la del nadir le queda oculta. Ahora cuanto más nos elevaríamos de la tierra, ejemplo: mirar desde una montaña, avión, satélite, mas quedaría visible agrandándose el ángulo de visión.

En la observación de los astros del universo, hay que tener en cuenta que la Tierra gira en torno a su eje, dando un giro completo cada 24 horas (aprox.). Por ello si se observan las estrellas parecerán que estas se mueven, cuando en realidad nos movemos nosotros más que ellas por nuestro ángulo de visión. Entre los astros que están o no están en nuestro ángulo de visión por ejemplo se encuentran los dos que más fácilmente diferenciamos: El Sol y la Luna.  

Pero en relación a las estrellas, según la ubicación de la persona percibirá de una forma o de la otra, no es lo mismo estar en un polo, que en digamos… a mitad de ellos, en esta última posición se podrían ver toda la bóveda celeste a medida que la tierra gira (mas allá que a simple vista no se vean por la luminosidad del Sol).

El Sol está formado por gases y en su centro se genera calor debido a un crisol nuclear. Fusiones nucleares liberan cantidades enormes de energía. Es una estrella, las estrellas generan luz, los planetas no. El Sol es la principal fuente de energía de la Tierra, genera Luz y calor. Sobre su tamaño es de destacar que posee el 99% de la materia del Sistema Solar (del Sistema solar al que pertenece la Tierra). Tal es su tamaño que genera una atracción gravitatoria y los planetas giran alrededor de este.

La tierra gira alrededor del Sol, y tarda un año en hacerlo (en realidad en: 365 días 6 horas 9 minutos 9,76 segundos); se supone con una órbita de circunferencia (con un radio de 150 millones de kilómetros) Elíptica, pero casi un círculo perfecto ya que tiene una excentricidad de sólo 0.0167; es decir es casi un círculo. Y, no todos los planetas tienen una excentricidad igual; y para complicarse más a un, el Sol no está totalmente en el centro.

Las estaciones climáticas en la Tierra están muy relacionadas con la posición de esta con respecto al Sol, y por gases de invernadero que hay en la atmósfera terrestre, sin los cuales la Tierra no conservaría el calor, y estos gases están aumentando haciendo que la temperatura ascienda lentamente.

La tierra cuando rota, lo hace en forma de trompo o “cono” provocando un ángulo de 23,24 grados, y según la ubicación es verano cuando el hemisferio de la Tierra está inclinado hacia el Sol, e invierno cuando su inclinación la aleja. La inclinación en el sentido de que le llegan por el ángulo cantidad de rayos solares por mas o menos tiempo y más o menos intensamente según la estación y proximidad al Sol por dicha inclinación.

Pero atención que esto depende de qué zona estamos hablando, en los polos se mantienen siempre frío porqué su inclinación nunca los acerca lo suficiente al Sol, en cambio en el ecuador, la temperatura casi no cambia, los rayos del Sol están en un mismo ángulo. Según en qué zona se esté variará el clima, como así también la duración de los días y noches. Por ejemplo, en el polo a mediados de invierno no hay luz diurna que es cuando el polo está inclinado lejos del Sol, y en verano no hay noche."

Autor Javier R. Cinacchi, Texto extraído de lectura el cosmos y la tierra; del sitio web www.estudiargratis.com.ar, puntualmente: http://www.estudiargratis.com.ar/cultura-general/el-universo-cosmos-lectura-Tierra.htm

No hay comentarios:

Publicar un comentario