lunes, 13 de septiembre de 2010

Introcuccion a la musica y estilos

Introducción a la música y estilos

Anteriormente vimos algo de la historia de la música, sus comienzos. Ahora quiero volcarme en esta lectura más a la música en sí.

Comienzo con un ensayo sobre la música en lo social según mi perspectiva (Javier R. Cinacchi). Intentaré responder las siguientes preguntas ¿Por qué nos gusta un determinado tipo de música? ¿Por qué nos inclinamos hacia una música en particular?

Recuerdo que de jóven, se armaban grupos de amigos con relación a los gustos musicales. Hablo aproximadamente de la década de 1990. Décadas antes también ocurría, al menos en Argentina. En la época del rock, se lo tomaba como sinónimo de rebeldía, incluso las letras de las canciones muchas veces manifiestan desconformidad. Pero dentro del rock, aún se generaron estilos musicales más violentos como ser el Heavy Metal (violento en lo musical, se usan distorsiones, escalas musicales rápidas, etc).

Obviamente el rock no es el centro del universo musical, por ejemplo en Argentina se dio mucho el tango en una época determinada. El tango era la música que se escuchaba en los conventillos, y en los bailes era la música sensual... las clases altas no quisieron al tango, hasta que este estilo musical repercutió tanto en Europa, que le comenzaron a prestar atención, o dicho de otro modo, a dejar de discriminarlo.

Recuerdo de jóven, que si me gustaba la música “Tecno”, tenía como opción ir al boliche a bailar; si me gustaba el rock, o alguna variedad como ser el Heavy, tenía como opción la calle, recitales, o alguna rockeria. Y, para entrar en algunos boliches, se debía pasar un filtro en la entrada; por ejemplo si uno llevaba malas zapatillas no te dejaban entrar...

...A un ferviente seguidor de un estilo musical era casi imposible confundirlo con un seguidor de otro estilo musical, salvo que por algún momento dejara a un lado todas sus apariencias. Nos reconocíamos bastante “entre pares musicales” con sólo vernos.

Hay estilos con determinadas caracteres sociales. Incluso, por decirlo de alguna manera dos fusionados en uno, que den un nuevo estilo a partir de una música determinada,por ejemplo está el heavy cristiano (Gospel Power Metal, Gospel Heavy, Rock Cristiano, etc.) y de cierta forma varia lo cultural en algunos aspectos entre un Heavy Cristiano a un Heavy; puedo afirmarlo porque fui ambos.

Asimismo hay música de distintas colectividades, judías, induistas, árabes, etc.

De alguna forma nos relacionamos con la música, y forma parte importante de nuestra cultura. Entonces, por qué nos gusta un determinado tipo de música, deduzco que nos atrae una música por lo cultural que representa. Nos sentimos más afines a algunos estilos que a otros, y por tal motivo los preferimos.

Ahora valoremos la música por su valor sonoro. La música clásica opino lleva las de ganar... y las orquestas con cantidad de profesionales en distintos instrumentos musicales... y estilos muy elaborados... y luego tenemos a músicas más sencillas con grupos pequeños de músicos, o incluso solistas, aunque en estos casos puede resaltar mucho la habilidad de uno o varios de los integrantes... Luego, no necesariamente algo debe ser complicado, para ser bello.

Opino es más fácil comprender una canción, donde los instrumentos musicales “rellenan” y lo importante es la poesía cantada por el vocalista, más su voz, el instrumento musical que el humano más comprende. Es más fácil comprender esta canción, que a una, que posee armonías realizadas con distintos instrumentos musicales, y lo hermoso de esa música es la música en sí. Creo que es obvio lo que la mayoría comenzará a escuchar, al buscar música que le guste.

Volviendo al tema de lo social y cultural, asimismo es más fácil y práctico realizar una expresión social, cultural, política, religiosa, etc, mediante una guitarra y el canto, o un pequeño grupo; que mediante una gran numero de músicos, que incluso para coordinar todos requieren de una gran práctica.

No es lo mismo dos guitarristas interpretando una rápida melodía ambos a dúo, que diez de ellos, o uno acompañado de una batería. En este ultimo caso la batería marca un ritmo y no hay que ser perfecto en cada tiempo de cada nota musical que forma la melodía (en este caso el guitarrista), sino principalmente en cada compás.

Personalmente opino que toda música bien elaborada es bella, tanto la sencilla como la complicada. La invitación de esta lectura es a hacer caer prejuicios musicales. Un buen músico, es buen músico, ajeno al estilo musical que interprete; asimismo si es malo, lo será en distintos estilos. Aunque hay algunos estilos menos demandantes que otros... también es una realidad; no obstante un buen músico tiende a serlo en cualquier estilo en que esté; por tal motivo no se puede afirmar que algún estilo concreto, desde el punto de vista musical sea feo. En el arte de la música, hasta se pueden hacer excelente música con golpesitos contra la mesa, lo he escuchado de un buen baterista... la madera de la mesa producía algunas variaciones distintas de sonido en algunas partes, más la forma de efectuar tales golpesitos, con distintas partes de los dedos, e intensidad, más variaciones del ritmo... en fin, hacia música.

Escribió este texto Javier R. Cinacchi, en http://leercadadiaalgo.blogspot.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario